cuanto regar el cesped en verano

Cuánto hay que regar el cesped en verano

El verano es una de las épocas del año más sufrida por el césped de nuestra casa y puede llevarlo a un punto de estrés elevado en estos días de altas temperaturas. El calor hace que el agua se evapore con mayor rapidez, y por tanto, dure menos en la tierra, con la posible consecuencia de una deshidratación del césped y quema del mismo.

Pero, por otra parte, también hay que tener cuidado con el extremo contrario, ya que el exceso de agua puede endurecer la tierra dificultando que las raíces crezcan, debido a una mala aireación y drenaje. También lo limpia de nutrientes, no dejándole absorberlos lo suficiente, y puede provocar la aparición de hongos.

Por tanto, es importante saber exactamente qué cantidad es la necesaria para que el riego de césped en verano sea el óptimo para mantenerlo fuerte y verde durante esta época del año. Además, los beneficios de regular el riego son muchos.  Entre ellos, les ayuda a tener más fuerza y elasticidad, y a recuperarse de las pisadas, de los factores ambientales o de los insectos. Para ello, lo ideal es contratar un servicio de suministro de agua no potable en Málaga o cerca de tu municipio, que te pueda abastecer para tener a punto tu césped todo el verano.

¿Cuándo debo de hacer el riego de césped en verano?

Cuando los veranos son más calurosos, se aconseja regar el césped una vez al día durante el tiempo necesario para su acondicionamiento.

También es importante regarlos por las mañanas temprano o al atardecer, ya que el sol no está dando directamente en el jardín y la temperatura es más baja, evitando que se evapore el agua de manera más fácil.

El anochecer no es una buena opción, aunque lo parezca, ya que se mantiene más tiempo la humedad y puede hacer que el césped enferme.

¿Cuánta cantidad de agua debo utilizar?

La cantidad óptima en verano suele ser de unos 20 o 25 litros por metro cuadrado, y como ya hemos indicado en el apartado anterior, hacerlo una vez al día, al amanecer o al atardecer.

Regar con poca cantidad de manera más frecuente, suele ser uno de los errores más comunes, ya que el agua no llega a tanta profundidad. Por tanto, las raíces no podrán absorber el agua.

Para esta cantidad de agua, lo que recomendamos es contratar un servicio de suministro agua no potable en Málaga o cerca de donde residas, para tener una reserva suficiente y tener tu césped a la perfección durante esta época.

Pero lo más importante, es observarlo. Ver si está apagado, quebradizo o amarillento, ya que son síntomas de que hay un exceso o una falta de riego. Por tanto, hay que estar pendiente para no perder la calidad y la vitalidad del césped, y poderlos disfrutar todo el verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.